AVAEC TRASLADA SUS INQUIETUDES A LOS REPRESENTANTES MUNICIPALES EN DEFENSA DE LAS VUT


10 Dec
Valencia, 10 de diciembre de 2019. Representantes de la Asociación de Viviendas de Alquiler para Estancias Cortas de Valencia (AVAEC) se han reunido esta semana con el concejal de Turismo en el Ayuntamiento de Valencia y con los responsables de este área en el grupo popular municipal con el fin de trasladarles sus inquietudes ante la actual regulación del Ayuntamienro de Valencia que, en la práctica, abocaría al cierre a la inmensa mayoría de las viviendas de uso turístico (VUT) de la ciudad y supondría la pérdida de 2.000 empleos directos y unos ingresos anuales de 550 millones de euros.

La presidenta de AVAEC, Pilar Giner, acompañada de representantes de la Junta Directiva de esta asociación, se ha reunido esta semana con Emiliano García, concejal de Turismo del Ayuntamiento, y con los responsables de esté área en el grupo municipal del Partido Popular, Paula Llobet y María José Ferrer, con el fin de trasladarles sus inquietudes ante la nueva regulación que pone en peligro este tipo de alojamiento.
Giner, que ayer se reunió con Emiliano García, ha agradecido la buena predisposición mostrada, aunque ha lamentado la falta de una respuesta efectiva por su parte para tener en cuenta a este sector y acabar con la inseguridad jurídica generada por una regulación impulsada por su propio partido y que implanta requisitos imposibles de cumplir, como la ubicación en planta baja o primera planta.

En este sentido, cabe recordar que tanto los actuales propietarios particulares como gestores de VUT, cumpliendo la legislación vigente en el momento de su puesta en marcha, se lanzaron a hacer una importante inversión para adecuar sus inmuebles a estos fines y que muchos de ellos decidieron hacerlo en un escenario de crisis, tras la pérdida de su empleo, como fuente de ingresos esencial (para hacer frente a sus gastos ordinarios y, en muchos casos, al pago de una hipoteca) o como un plan de jubilación, sin el que se quedarían si tuvieran que cesar su actividad. Muchos de ellos, cuando tomaron esta decisión, cumplieron los requisitos vigentes en ese momento (su registro en Turismo de la Generalitat), pero el nuevo planteamiento municipal supone un cambio de reglas del juego en mitad de la partida que no solo les deja absolutamente indefensos jurídicamente sino que les sitúa ante sanciones que no tienen justificación, máxime cuando ni siquiera han sido tenidos en cuenta en los principales foros en los que se debate y decide sobre estas cuestiones. 

Según AVAEC, tras la reunión se ha constatado que el gobierno municipal no dispone de datos rigurosos que avalen las medidas restrictivas que se están adoptando en relación con las VUT, a pesar de sus graves consecuencias tanto sobre los propietarios y gestores de las VUT como sobre el turismo y, en general, sobre la economía de la ciudad, lo cual denota una falta absoluta de estrategia y previsión.

Miembros de la Junta de AVAEC se han reunido, además, esta mañana con Paula Llobet, responsable de Turismo del grupo municipal del Partido Popular, y de la también concejala por este partido y abogada María José Ferrer, que han mostrado su predisposición a buscar alguna salida a esta situación.

La Asociación de Viviendas de Alquiler para Estancias Cortas de Valencia (AVAEC), fundada en enero de 2016, representa tanto a particulares que han decidido alquilar inmuebles de su propiedad -como fuente esencial o complementaria de ingresos-, como a gestores profesionales de viviendas de usos turísticos (VUT), que están contribuyendo a la creación de empleo y a la dinamización de la economía local y son, además, la respuesta a una tendencia imparable en todo el mundo, puesto que cada vez son más las personas que eligen este tipo de alojamiento cuando se desplazan por diferentes motivos. 

Las personas que se alojan en las VUT realizan un consumo semejante al de los residentes en la ciudad. Cuando optan por este tipo de alojamiento, lo hacen por las peculiares características que les hacen sentirse como en casa, disponiendo de las instalaciones propias de un hogar (como cocina, terraza…), y hacer sus compras en los mercados del entorno y los comercios de proximidad, además de realizar otros consumos derivados de actividades culturales y de ocio. Los usuarios de VUT de no encontrar este tipo de alojamiento, no se irían a un hotel, sino que buscarían otro destino que lo tuviera. 
Según datos del INE, en 2018, un total 228.444 viajeros decidieron alojarse en una VUT en nuestra ciudad y generaron 768.251 pernoctaciones.

Con la nueva regulación que plantea el Ayuntamiento, que supondría el cese de actividad de alrededor del 90% de las VUT, València perdería alrededor de 200.000 viajeros y cerca de 550 millones de ingresos en la ciudad, que quienes se alojan en ellos destinan no solo al alquiler en sí, sino también a otros gastos como comidas en restaurantes, compras, alquiler de bicicletas y actividades diversas. 
Comentarios
* No se publicará la dirección de correo electrónico en el sitio web.